La fisioterapia tiene un papel innovador muy destacado con el uso de técnicas de rehabilitación en este campo. Hay tratamientos para los diferentes síntomas y patologías asociadas al aparato urinario, digestivo, a afecciones ginecológicas, al embarazo, al parto y al post parto, todas ellas relacionadas con los cambios de la integridad de la musculatura abdominal y del suelo pélvico.

Actuación

Una buena historia clínica de fisioterapia es clave para tener claro el diagnóstico funcional y proporcionar el tratamiento más especifico posible.
El suelo pélvico, comprende un conjunto de estructuras ligamentosas, tendinosas y musculares, que conjuntamente con la musculatura abdominal, forman el sistema de sujeción y amortiguación de las vísceras pelvianas ( vejiga, útero y recto).

Cualquier alteración en este sistema de sujeción puede provocar disfunción de alguna de las vísceras que soporta y/o alteración del sistema al que pertenece dicha víscera.
la fisioterapia abdomino-pelviana, tiene el papel de evitar y mejorar estas patologías asociadas a la integridad del suelo pélvico y del abdomen, mediante técnicas concretas y altamente eficaces que proporcionan una buena estática de la pelvis, un buen trabajo del tono muscular, autoconsciencia corporal y reeducación de las actividades de la vida diaria.

Patologías asociadas a la disfunción abdominal y el suelo pélvico:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo
  • Inestabilidad vesical
  • Infertilidad secundaria
  • Disfunciones sexuales primarias o secundarias
  • Dispareúnias superficiales o profundas
  • Dolor pélvico crónico
  • Prolapsos viscerales: cistocele, uretrocele, prolapso uterino, elytrocele, rectocele...
  • Incontinencia anal
  • Incontinencia a gases
  • Encopresis
  • Estreñimiento: de transito, distal o crónico
  • Secuelas post-cirugía: fístulas, fisuras, histerectomías...

Share This: